5leyesbio
brujulahamer

No hay que olvidar nunca que el cerebro no se equvoca jamás. Si hay dolor es porque el cerebro dice: “A reposar”. Hay que respetar esa inteligencia innata que nos ha permitido sobrevivir desde hace tantos millones de años.

¿Cuál es la teoría de la Descodificación Biológica? La descodificación fundamenta su enfoque en diversas corrientes de pensamiento biológico, destacando especialmente el paradigma de la salud responsable propuesto por el Dr. Ryke Geerd Hamer. Este enfoque se apoya en la Nueva Medicina Germánica y las 5 Leyes Biológicas.

Si quieres saber cómo impacta en nuestro organismo lo que sentimos y pensamos día a día, te invitamos a descubrirlo en esta nueva entreada de mi blog. Descubrirás cuáles son las 5 Leyes Biológicas y cómo se entiende la enfermedad cuando ponemos el foco sobre las vivencias y conflictos.

El Dr. Hamer, graduado en medicina interna en 1972 en Alemania, tras trabajar en oncología y desarrollar varias patentes, se trasladó con su familia a Italia en 1976 con la intención de establecer una consulta en Nápoles. Sin embargo, dos años después, una tragedia familiar alteró su curso. Durante unas vacaciones en un crucero familiar, su hijo Dirk fue herido de muerte por dos balas. Después de múltiples operaciones, su hijo falleció, y dos meses más tarde, al Dr. Hamer le diagnosticaron cáncer testicular.

La rápida aparición del cáncer tras la pérdida de su hijo llevó al Dr. Hamer a cuestionar si existía una conexión entre el trauma por la pérdida y el desarrollo del cáncer. En 1981, estas preguntas lo llevaron a investigar más de 200 casos de pacientes con cáncer ginecológico, indagando sobre sus experiencias traumáticas previas. Descubrió un patrón común: aquellos pacientes habían experimentado un impacto traumático en los meses anteriores al inicio de la enfermedad.

En octubre del año 1981, el Dr. Ryke Geerd Hamer presentó como tesis post-doctoral en la Universidad de Tubinga en Alemania, la primera ley biológica. Descripta como la ley férrea del cáncer, armó las bases para el desarrollo de lo que hoy conocemos como Nueva Medicina Germánica.

  1.  Ley biológica: La ley férrea del cáncer
  2.  Ley biológica: La ley bifásica de todos los SBS (Programa Especial con Sentido Biológico )
  3.  Ley biológica: El sistema ontogenético del SBS (Programa Especial con Sentido Biológico )
  4.  Ley biológica: El sistema ontogenético de los microbios (Programa Especial con Sentido Biológico )
  5.  Ley biológica: La “Quintaesencia”

 

medgertej

PRIMERA LEY BIOLÓGICA: LA LEY FÉRREA DEL CÁNCER

Nos dice que antes de la aparición de un síntoma, la persona ha vivido un momento de shock llamado conflicto biológico. Es en ese momento exacto en el que la persona tiene una fuerte disociación y queda registrado en su cuerpo una serie de sensaciones corporales y un cóctel químico asociado.

La primera ley biológica establece que cada llamada “enfermedad” (ahora Programa Especial con Sentido Biológico o SBS) se origina a partir de un shock biológico grave inesperado, agudo, dramático y vivido en soledad, que ocurre de forma simultánea en tres niveles: la psique, el cerebro y el órgano. A este shock biológico el Dr. Hamer le llamó DHS (Síndrome de Dirk Hamer por sus siglas en alemán) en honor a su hijo Dirk.

En el instante en que ocurre tal evento inesperado, el “sentido biológico” o “contenido conflictual” que la persona percibe activan uno, o más, Programas Especiales con Sentido Biológico (SBS por sus siglas en aleman), cada uno adecuado para hacer frente al tipo de evento inesperado vivido por la persona.

El contenido del conflicto biológico o “sentir biológico” es determinante en la localización del impacto tanto en el cerebro (Foco de Hamer, FH, Cerebral) como en el órgano (Foco de Hamer, FH, del Órgano).

A partir del DHS, cada uno de los programas SBS se desarrollan de forma simultánea en tres niveles que son psique, cerebro y órgano.

 

 

EL PRIMER CRITERIO Todo cáncer ó enfermedad equivalente se origina de un SDH (Síndrome de Dirk Hamer), que es un choque serio, agudo, altamente dramático y vivido en soledad, que toma al individuo de manera completamente inesperada. El choque del conflicto ocurre simultáneamente en la psique, el cerebro y en el órgano correspondiente.

 

 

Es importante puntualizar que por Shock biológico no necesariamente entendemos que un problema o conflicto psicológico, o emocional (no hay todavia una definición consensuada de lo que se entiende por cada uno de ellos). Un shock biológico, que en su descripción puede corresponderse con elementos que puende tener algunas deficiones de problemas psicológicos y emocionales pero que no son necesariamente equivalentes, es un evento fisiológico que detona el inicio de un programa de emergencia y que toma a la persona (o a cualquier se vivo) por sorpresa, de forma metafórica como si fuese a “contrapié” (totalmente deprevenido). Es decir: sucede algo que activa en nuestro sistema una respuesta automática sin que haya tiempo de considerar una respuesta pensada. Podemos decir que encuentra muchas semejanzas con las respuestas generales de estrés agudo, con la diferencia que además de éstas, se activan una o varias respuestas específicas (Programas Biológicos Especiales) como si se tratara también de un reflejo de supervivencia.

SEGUNDA LEY BIOLÓGICA: LA LEY BIFÁSICA DE TODOS LOS PROGRAMAS BIOLÓGICOS DE SUPERVIVIENCIA

Nos muestra como los síntomas siguen un orden lógico, apareciendo unas manifestaciones en fase de estrés o fría, cuando se está inmerso en el problema y estos se modifican en el momento en que se soluciona el problema y se entra en la fase caliente o vagotonía. Los síntomas fríos son preocupación, rumiar, insomnio, bajar de peso por falta de apetito y extremidades frías entre otros. Los síntomas calientes pueden ser inflamación, infección, reducción o crecimiento celular.

Inicialmente se presenta el DHS que da lugar a la Fase Activa o de Conflicto Activo que tiene una cierta intensidad y una duración (llamada masa conflictual).

A nivel psíquico-mental en esta fase la persona se encuentra en un estado de preocupación constante sobre el conflicto biológico, se le presentan pensamientos y recuerdos intrusivos relacionados y en general aumenta su estado de alerta.

A nivel cerebral se encuentran los focos de Hamer (FH) activos como configuraciones de anillos concéntricos definidos (ver imagen a continuación). A nivel del cuerpo, también se encuentran los FH activos indicando cambios en el comportamiento fisiológico y tisular en el órgano u órganos impactados (ver 3a Ley).

Si la persona resuelve la situación del conflicto biológico, es decir, resuelve el peligro o amenaza experimentada en el DHS, se presenta la Conflicto Lisis, en donde la persona comienza a sentir una sensación de alivio y paz sobre el conflicto biológico y se detienen los pensamientos recurrentes.

A partir de ese momento inicia la Fase Post-Conflicto- Lisis-A (PCL-A) también llamada fase exudativa o de reparación edematosa. Aquí también se observan cambios en varios niveles donde predominan la disminución de las frecuencias cardiaca y respiratoria, y el descenso de la presión arterial. También cambia el patrón de sueño llevando a la persona a dormir predominantemente de día y despertarse por la noche. Se presentan cansancio, debilidad, inflamación, aumento en la temperatura corporal (con vasodilatación), dolor y sensación de malestar general.

A nivel cerebral ocurren cambios en la imagen de los FH pasando a la disolución de los anillos concéntricos. Éstos

se tornan oscuros indicando la presencia de líquido en el tejido cerebral.

Más adelante se presenta la crisis eplieptiode/epiléptica (CE) donde se “revive” el conflicto biológico a manera de “flash back”, como si fuera una fotografía instantánea. En caso de que la persona se encuentre dormida en ese momento estas impresiones le pueden venir como sueños o pesadillas.

A nivel cerebral en el lugar del FH, los anillos comienzan a disminuir su tamaño y lo mismo hace el edema (tanto cerebral como del órgano).

En el cuerpo vuelven a presentarse cambios generalmente breves pero intensos relacionados con el aumento de las frecuencias cardiaca, respiratoria, y la presión arterial. También se puede notar la presencia de síntomas como escalofríos debido a la vasoconstricción generalizada. Algo característico durante esta fase es que comienza la eliminación de orina, proceso que se continua hasta el final de la fase PCL-B.

Después de la CE viene la fase Post Conflicto Lisis B (PCL-B) o fase cicatricial-restitutiva, en donde todos los procesos van retornando a la normalidad y en su lugar van formándose cicatrices. La persona puede continuar con cansancio pero poco a poco se va sintiendo mejor. Al finalizar la PCL-B se regresa a un estado de normotonía o eutonía en el cual el organismo vuelve a su estado homeostático normal.

 

La tercera Ley Biológica o Sistema Ontogenético de los Programas Especiales con Sentido Biológico (SBS) aporta muchos elementos importantes para entender el comportamiento fisiológico preciso de los distintos tejidos y sus funciones.

Dependiendo de qué área cerebral haya sido activada con el Foco de Hamer (FH), observaremos a nivel orgánico dos tipos de comportamiento fisiológico completamente diferentes. Si el FH se encuentra en el paleoencéfalo (tronco cerebral y cerebelo), observaremos durante la fase de Conflicto Activo (CA) del programa SBS, un aumento de la función y eventualmente una proliferación celular. Por el contrario, si el FH está en el neoencéfalo (sustancia blanca y corteza), observaremos la presencia de ulceración y necrosis del tejido con reducción funcional en la fase activa.

Establece la forma de ser vividos los conflictos en función de la capa embrionaria de la que derivan. Son tres, llamadas EndodermoMesodermo y Ectodermo. El mesodermo se divide en dos, antiguo y nuevo. En el desarrollo embrionario se forma un disco que cuenta con tres láminas o capas de lo que derivan la totalidad de órganos, cada uno de una determinada capa embrionaria.

tejidos2

 

Esta ley describe las relaciones entre nuestros tejidos y los diferentes grupos de microbios mostrando que los microbios no son la causa de las “enfermedades”, sino más bien son simbiontes con nosotros y actúan de forma coordinada con el cerebro. Desde ésta nueva perspectiva los microbios no son los causantes de las enfermedades sino parte necesaria de los programas especiales con sentido biológico. Es a través de su actividad coordinada con el cerebro que los procesos de reparación y cicatrización se llevan a cabo de forma óptima. Es solo su simultaneidad de acción con nuestros tejidos en la fase de solución, cuando hay mayores síntomas y potenciales complicaciones, lo que les ha conferido la imagen de enemigos. El desconocimiento de estas leyes biológicas y las relaciones que nos muestran sus elementos nos impedía considerar ésta nueva posibilidad.

Habla del papel de los microbios en la restauración de los tejidos. Siendo cirujanos naturales, rellenan huecos donde las células han desaparecido o fagocitan aquellas que sobran. Saben exactamente dónde, cuándo y cómo actuar en función de la capa embrionaria. Los microorganismos han sido el eslabón para que se produjera y conservara la vida. Hay un sentido en la presencia de los millones de microbios que tenemos en el organismo y para algo fueron puestos por la naturaleza en mucho mayor numero que células en el cuerpo.

Un interesante documental emitido en la televisión rehabilita su papel y muestra de manera científica que en poco tiempo desapareceríamos si se eliminan totalmente. Los hábitos que se han adquirido de desinfectar y limpiar todo está eliminando poblaciones de microrganismos necesarios para la vida. Te invito a verlo y sacar tus propias conclusiones.

La quinta ley biológica o “Quintaesencia” establece que cada denominada “enfermedad” es parte de un Programa Especial de la Naturaleza con Sentido Biológico que puede ser comprendido a través de la evolución de la vida.

Todos los programas fisiológicos ordinarios de nuestro organismo (en conjunto la fisiología normal), así como los programas especiales (SBS) (que muestran una fisiología especial con sentido biológico), han sido integrados a través de millones y millones de años, durante nuestra evolución y son por lo tanto absolutamente sensatos. De hecho, no hay nada de “maligno” o “benigno” en todo esto, únicamente procesos útiles.

Es la llave para comprender la Descodificación Biológica, ya que nos dice que todo tiene un sentido, hasta la enfermedad, que es llamada Programa Biológico de Supervivencia: la naturaleza es tan sabia qué hará que el tipo de síntoma sea el más adecuado para cubrir las necesidades descubiertas en el momento del choque biológico con el objetivo de conseguir la supervivencia del individuo. Este sentido depende de cada capa embrionaria.

Voy a dejar algunos ejemplos para facilitar la compresión:

– Si un organismo se confronta abruptamente con una situación en la que percibe que su fuente de sustento (alimento) está amenzada o se ha perdido, el higado comienza a mostrar cambios que tienen que ver con la acumulación o almacenaje de reservas (tejido graso) en el tejido hepático.

– Si al experimentar un shock se percibe que la integridad física se encuentra amenzada o en riesgo, aumentará el grosor de la piel (por multiplicación celular) y su pigmentación para proteger al organismo.

– Si no se tiene la forma adecuada para desempeñar una acción y al intentarla se experimenta abruptamente la sensación de no ser apto, se inicia una respuesta que llevará deformar y readaptar la estructura (osea, muscular, etc.) a través de la pérdida de tejido o reblandecimiento (descalcificación, atrofia, etc) para poder cambiarla.

– Si se sufre una separación (ruptura de contacto) abrupta y dolorosa de otro, disminuye la sensibilidad para sentir menos.

Es así que la lógica de adaptación esta siempre ligada a los cambios funcionales y celulares propios de los tejidos y que las “enfermedades” dejan de mostrarse como fenómenos malos y/o fortuitos que la Naturaleza no haya previsto. Sus características son consecuencia de fenomenos perfectamente programados en los organismos que les brindan continuamente la oportunidad de salir adelante cuando se encuentran abruptamente con situaciones que conllevan amenaza para la superviviencia del individuo y de la especie.

Toda enfermedad es una solución biológica a un conflicto emocional inconsciente, no resuelto. Descubrir, comprender y hacer consciente el codigo secreto detiene la enfermedad hasta su total remisión.

Espero que te haya gustado y te sirva esta información. Compartiendo desde el amor.